LOS COMUNEROS

Hace 500 años, un 23 de Abril de 1521, tuvo lugar la derrota de los Comuneros en la batalla de Villalar. Pero ¿Quiénes fueron los comuneros? ¿Porqué luchaban?

A la llegada de Carlos de Habsburgo a Castilla para hacerse cargo del gobierno del Reino, hubo un gran descontento por parte de los castellanos.

¿Cuáles son las razones del descontento castellano?

La principal razón es que las ciudades castellanas no querían un rey extranjero, que no conociera el país que gobernaba, y que llegaba a Castilla otorgando privilegios y cargos de la Corte, a flamencos de su entorno, y sin saber hablar castellano. Aunque como en otros conflictos, siempre hay un trasfondo económico. Carlos quería utilizar las arcas castellanas para empresas que en nada incumbían al Reino de Castilla y que las ciudades castellanas no estaban dispuestas a sufragar.

Mural conmemorativo de la llegada de Carlos V a Tordesillas
¿Cuál fue el detonante de la Guerra?

Cómo en todos los conflictos hay una gota que colma el vaso. En este conflicto es la exigencia de nuevas aportaciones a las ciudades castellanas, con el fin de que Carlos pudiera sufragar los gastos generados para su futuro nombramiento como Emperador del Sacro Imperio Germano Romano, en las Cortes de Santiago de Compostela y en las de La Coruña.

Una vez conseguido el dinero, el futuro Emperador abandona Castilla para ser coronado Emperador en Aquisgrán y es cuando Toledo, que es la primera ciudad en levantarse, junto con Segovia, Salamanca y Toro crean la Santa Junta en Ávila, creando un nuevo gobierno e intentando que la reina Juana asumiera su papel como reina de Castilla.

La quema de Medina del Campo por parte de las trompas imperiales en agosto de 1520 hace que muchas ciudades hasta ese momento indecisas se unan a la revuelta.

Poco a poco el levantamiento se fue radicalizando hasta convertirse en una rebelión antiseñorial que dividió a las fuerzas comuneras.

El fin de la revuelta

La toma de Tordesillas el 5 de diciembre de 1520 iniciará el fin de la revuelta, que culminará con la derrota de los Comuneros en la batalla de Villalar el 23 de Abril de 1521 y la ejecución al día siguiente de sus cabecillas, Bravo, Padilla y Maldonado. Toledo, ciudad que había iniciado la revuelta, será la última en caer tras resistir todavía unos 6 meses más.

Muchos son los nombres de comuneros que llegan a nuestra cabeza: Juan Bravo, Francisco Maldonado, Juan de Padilla, María Pacheco, Hernando de Ávalos, el Obispo Antonio Acuña, Pedro Girón, Juan Zapata,…

¿Quieres descubrir más sobre esta periodo de nuestra historia? Ponte en contacto con nosotras a través de nuestra web y estaremos encantadas de acompañarte y explicarte mucho más en la visita guiada Tordesillas, Real y Comunera.

Los mensarios medievales

Los menologios. ¿Sabes qué son y qué representan?

Los menologios o mensarios son los calendarios que los hombres medievales usaban para representar el tiempo y los doce meses del año. Solemos encontrarlos en las portadas de iglesias, en capiteles y en los relieves de muchas construcciones románicas.

Cada vez que comienza un nuevo año, deseamos que la llegada de un nuevo ciclo nos traiga cambios y muchos de nosotros se preguntan: ¿Qué nos deparará el año nuevo?

El hombre del románico, que se ha planteado igual que nosotros y a menudo con ansia la misma pregunta, nos responde con sus “ciclos de meses”. Suelen estar esculpidos en la piedra de las portadas y de los capiteles, o pintados en arcos y bóvedas: los mensarios.

El hombre del románico se hace una promesa a sí mismo cargada de sentido esperanzador: cuando un año termina, el nuevo que empieza mantendrá el pacto, que antes, a su vez, los años anteriores han respetado.

El año nuevo no traicionará las expectativas, y comenzará con el invierno, que será frío y rígido pero no impedirá que los hombres preparen los campos y los viñedos. Luego llegará la época más templada y con el sol los campos se volverán verdes y se llenarán de actividades humanas. Será el momento de la siembra, la partida hacia la guerra, el cuidado de las viñas. Llegarán la cosecha, las recogidas de frutos y la vendimia. Y finalmente volverá el frío al terminar el año, para lo cual de nuevo los hombres se prepararán, almacenando vino, carne y embutidos, y leña para el fuego.

Los mensarios en Castilla y León

En Castilla y León tenemos muchos ejemplos de mensarios, calendarios agrícolas, o menologios, de cronología distinta y distinto soporte. Un ejemplo es el magnífico calendario del Panteón Real de San Isidoro en León, con muchas referencias al mundo agrícola. O el mensario de la portada de la iglesia románica de San Claudio de Olivares, situada a orilla del Duero en Zamora. Es más tardío y por tanto muestra la evolución de la sociedad medieval, cada vez más urbana y artesanal.

Calendario agrícola del Panteón de los Reyes / San Isidoro / Léon
Puerta Norte de San Claudio de Olivares / Zamora

Vamos a fijarnos en San Claudio de Olivares y en la lectura de su portada norte (empieza desde la derecha siguiendo las dovelas de la arquivolta interior). 

Vemos cómo Juno, primer rey de la región romana del Lacio, está sentado a la mesa de banquete celebrando el año venidero y abre oficialmente un nuevo ciclo: es el mes de enero.

Detalle de la arquivolta con el comienzo del calendario


El mes de febrero se encuentra en uno de los canecillos del ábside, donde un «rústico» o aldeano se arrima al fuego con los pies desnudos abriendo las piernas para calentarse. 

Un mes más tarde, en marzo, los campesinos representados airean la viña (otras veces podan, más habitual en otros mensarios). Avanza el año y el mes de abril nos presenta la alegoría encarnada por un joven que alza, con ambas manos, una ramas o flores o brotes tiernos en señal de la fecundidad de la tierra. 

La iglesia de Olivares dedica mayo al caballero halconero, preparado para el combate. La cetrería le permite mantener los músculos tonificados en los períodos en los que no se batalla. Más tarde, ya en junio, toca retirar las malas hierbas en los campos antes de que llegue San Juan. 

Detalle de la arquivolta con los meses de marzo, abril y mayo

Julio es el mes de la siega y de las cosechas, mientras que la faena de la trilla es típica de agosto.


Septiembre es el momento de la vendimia, que en el templo zamorano se traduce en una vid flanqueada por dos vendimiadores, dejando para octubre el trasiego del mosto desde el odre hasta la cuba.


Llega de nuevo el final del año, la labranza y la cosecha dejan paso a la matanza del cerdo, en noviembre, y el festín navideño, en diciembre. En Olivares, los cerdos pastan libremente en una dehesa, aunque en otros mensarios medievales es más habitual la escena del vareo de la bellota, alimento de los cochinos.

Y, por último, en diciembre, San Claudio de Olivares nos ilustra otra actividad: el transporte de la leña a lomos de un borriquillo, los labriegos descansan y hacen acopio de leña para el fuego.

Detalle de la arquivolta, meses de septiembre y octubre

Todo comienza de nuevo, como la vida, y Zamora, capital del Románico, te ofrece estas bellezas y muchas más, que sin duda te sorprenderán.

Descubrir estos tesoros es muy fácil, contacta con Arteduero y te ofreceremos la mejor opción de visita.

Monumento a San Atilano en Zamora

¿Sábes donde está el anillo de San Atilano?

La leyenda del anillo de San Atilano es, sin duda, una de las más conocidas de la ciudad de Zamora.

San Atilano fue el primer Obispo de la Diócesis de Zamora en el siglo X y como tal, es uno de los patronos de la ciudad.

Después de 10 años en su cargo, sufrió una crisis personal, creyendo que sus errores habían sido la causa de muchas calamidades para Zamora y sus habitantes. 

Abandonó la ciudad, con el fin de peregrinar hasta Tierra Santa y expiar sus pecados, despojándose de todos sus bienes, y al tirar su anillo al Duero pensó que, si lo volvía a recuperar, sería una señal divina de su perdón.

Después de dos años de peregrinación, regresó, y se hospedó en una ermita a las afueras de la ciudad, donde le tocó limpiar un barbo para dar de comer a los demás. ¿Qué contenía el barbo en sus tripas? El anillo, ¡claro!. 

Monumento a San Atilano en Zamora
Monumento a la leyenda de San Atilano en Zamora

Atilano, una vez recuperado su anillo, se sintió muy sorprendido y feliz y cuando por fin se lo puso de nuevo al dedo, todas las campanas de la ciudad empezaron a repicar solas y sus harapos se convirtieron en vestimenta episcopales.

Por este motivo, a nuestro santo obispo Atilano siempre se le representa con sus atributos episcopales y un barbo en la mano. 

Interior de la Iglesia de San Pedro y San Ildefonso en Zamora
Interior de la Iglesia de San Pedro y San Ildefonso

Si quieres saber más, ARTEDUERO, en su visita nocturna Luces y Leyendas de Zamora, te contará ¿Dónde está el anillo de San Atilano? y te sorprenderá con más historias, disfrutando de las luces de una ciudad que no te dejará indiferente al anochecer.

Además si quieres conocer más leyendas, curiosidades o tradiciones de otros lugares de España, os animamos a que visitéis la página de PATRIMONIZATE. Durante el mes de diciembre la página ofrece un calendario de adviento muy particular donde poder descubrirlas.

Fachada Museo Etnográfico de Castilla y León, Zamora

UN PASEO POR LA ARQUITECTURA CONTEMPORÁNEA DE ZAMORA

Arquitectura de finales del s. XX y principios del s. XXI en Zamora

Hoy os proponemos un paseo por la arquitectura contemporánea de finales del s. XX y principios del s. XXI en Zamora. Todos ellos se encuentran en el casco histórico de Zamora.

Edificio Consejo Consultivo de CyL, Zamora
Edificio del Consejo Consultivo de CyL, Zamora

Empezaremos el paseo en la plaza de la Catedral, dónde se encuentra el Edificio del Consejo Consultivo de la Junta de Castilla y León. Se trata de una obra del arquitecto Alberto Campo Baeza. El edificio está compuesto de unos muros de piedra que abrazan un luminoso edificio de cristal.

Desde allí nos dirigiremos al mirador del Troncoso para poder disfrutar de las vistas sobre el río Duero y el Antiguo Convento de San Francisco, actualmente sede de la Fundación Rei Alfonso Enriques. Es una obra del arquitecto Manuel de las Casas, quién diseñó un edificio que mira hacia la ciudad rodeado de una amplia zona ajardinada.

Continuaremos paseando bajo los arbotantes de la Iglesia de San Pedro y San Ildefonso, para dirigirnos hacia el Centro de Interpretación de las Ciudades Medievales. Diseñado por el arquitecto Rafael Bérchez llama la atención el cristalino mirador zen sobre el río Duero.

Dirigimos nuestros pasos hacia la rúa de los Francos hasta llegar a uno de los edificios contemporáneos más interesantes de la ciudad, el Archivo Histórico Provincial de Zamora. Edificio construido en parte del Antiguo Convento de la Concepción por el arquitecto Sergio de Miguel.

Edificio las Arcadas, Plaza de Viriato, Zamora
Edificio las Arcadas, Plaza de Viriato, Zamora

Enfrente uno de los últimos edificios incorporados a nuestro patrimonio arquitectónico, el edificio de las Arcadas como parte del conjunto de oficinas de la Diputación Provincial de Zamora. Las arquitectas responsables de la construcción fueron María Antonia Fernández Nieto y Pilar Peña Tarancón.

Nos acercamos hasta el mirador de San Cipriano para ver la estructura del Museo Provincial de Zamora, interesante edificio tanto por la edificación como por las piezas que se guardan en su interior.

Plaza de Santa Lucía
Plaza de Santa Lucía, Zamora

El Museo se ubica en varios edificios: El antiguo Palacio del Cordón, la iglesia románica de Santa Lucía y unas modernas instalaciones diseñadas por los arquitectos Mansilla + Tuñón que han acaparado varios premios nacionales e internacionales de arquitectura.

Volvemos sobre nuestros pasos para regresar a la plaza de Viriato donde podremos visitar el Museo Etnográfico de Castilla y León. Obra del arquitecto Roberto Valle González. Este museo nos permite descubrir la cultura popular de la región de Castilla y León.

Atravesamos la plaza para dirigirnos hasta el Teatro Ramos Carrión. El edificio original fue diseñado por Francesc Ferriol a principios del s. XX y reformado por MGM Arquitectos a principios del s. XXI, para convertirlo en un lugar de referencia de la cultura en Zamora.

Teatro Ramos Carrión
Teatro Ramos Carrión, Zamora

Terminamos aquí nuestro paseo, disfrutando desde la terraza de edificio, situada sobre la muralla medieval, tanto de la arquitectura del edificio como de las vistas sobre el barrio de la Horta y el río Duero.

Si quieres descubrir otras rutas por la ciudad visita nuestra página web y también puedes seguirnos a través de nuestros perfiles en facebook o instagram.